gestión del almacén, formación, jose carlos gisbert

Almacén, stock e inventario, bajo control 2ª.

El almacén, stock e inventario, jose carlos gisbert, formación logística, fpl logístca

EL ALMACÉN Y EL  STOCK BAJO CONTROL Y EN MANOS ADECUADAS, UNA HERRAMIENTA DE SERVICIO.

Tomás, alguna vez te he hablado de él, es encargado de almacén en una empresa de distribución de material eléctrico, ocupa su tiempo entre la preparación de pedidos y la gestión del almacén. Tiene más de 1500 referencias y un programa de gestión anticuado, con todo ello saca a delante el trabajo todos los días. recordarás que el problema vino cuando en diciembre, al jefe de Tomás se le ocurrió la idea de hacer un inventario y entonces afloraron a la superficie una cantidad de problemas que permanecían ocultos y que tienen que ver con la diferencia entre las existencias reales y las teóricas, recogidas en el SGA de Tomás.

Ese día, Tomás comprendió que a demás de prestar atención a los pedidos, proveedores y al trabajo diario del almacén, tenia una asignatura pendiente: el inventario.

No es exclusivo de Tomás, los responsables de los almacenes en general tienden a centrar el grueso de su dedicación a operaciones que tienen que ver con el servicio de pedidos, Picking, expediciones, etc. Y en eso, parte de la responsabilidad recae en la dirección de la empresa, que presiona al almacén para que salgan los pedidos, provocando con esto que otras fases de la gestión del almacén queden en segundo plano, al centrar los esfuerzos en un ámbito en concreto.

Pero la gestión y el inventario, van más allá de el mero recuento de la mercancía. La mercancía tiene un valor y su manipulación genera unos costes para la empresa y este es otro aspecto del que no se debe sustraer el responsable del almacén. tiene que ser consciente de que el almacenaje genera unos costes y que en numerosas ocasiones, estos costes provocan verdaderas catástrofes financieras en las empresas.

El almacén, stock e inventario, jose carlos gisbert, formación logística, fpl logístca

Vamos más allá de la simple gestión del almacén.

Pero aún tenemos que profundizar más en la gestión del stock. Como responsable de almacén, Tomás, tiene que ir más allá de inventariar el stock, ubicarlo y gestionarlo. Para lograr resultados eficientes en esta gestión debe conocer el comportamiento de cada producto y su relación con la gestión general del stock, de manera que tener conocimiento de cómo se comporta el producto le dará una baza muy importante para eliminar costes y elevar el nivel de servicio.

Conceptos como:

  • ¿Qué demanda tiene cada artículo? rotación, estacionalidad, cantidad de ventas, etc.
  • ¿En qué zona del ciclo de vida del producto, está cada referencia?
  • ¿Como se clasificaría ese producto, en función de su frecuencia de venta?

Aquí entramos en terrenos más profundos de la gestión y que pueden requerir la ayuda de un software de gestión, pero antes, debemos ser capaces de gestionar de manera óptima una almacén sin necesidad de la intervención de un SGA, ¿por qué? Un SGA no arregla almacenes desastrosos, eso lo tiene que hacer sus gestores. Un SGA más que arregla, mejora y potencia la gestión, que de por sí ya es correcta, es decir, primero una base sólida en gestión de almacén y después ponemos un SGA. Por que si “manualmente” no sabemos o podemos gestionar los stocks/inventarios, cuando pongamos un SGA, trasladaremos nuestra ineficacia y las deficiencias, al SGA; el resultado, nos hemos gastado una pasta en un software para que todo siga como está o peor aún.

Un SGA nos permitirá alcanzar un mayor grado de control sobre los inventarios y sobre el comportamiento de los mismos, y con todo ello, tomar decisiones. En estos casos recuerda que el inventario físico tiene que tener un indice de coincidencia del 100% con el inventario virtual, tanto de items totales como de artículos por cada referencia o clasificación escogida para la distribución, parece obvio, pero hay que recordarlo.

Mejorando la gestión

No es necesario, de momento, embarcarse en grandes desafíos de re-estructuración del almacén. Para mejorar en la gestión del día a día hay muchas cosas que podemos hacer y que no suponen grandes cambios, la mejora continua de la actividad en el almacenaje es sencillamente imprescindible si queremos lograr resultados que mejoren nuestro control sobre el inventario y el nivel de servicio que damos a nuestros clientes y a nosotros mismos.

Seguro que si hacemos un inventario descubriremos que no todo es lo que parece, que nuestro almacén está plagado de artículos descatalogados, obsoletos, devueltos, rotos o un sin fin de atributos que nada tiene que ver con la necesidad comercial de gestión y que está literalmente comiéndose el espacio y los beneficios, puedes empezar por ahí.

También están los sistemas de trabajo ¿cómo trabajamos? nuestra manera de hacer las cosas puede estar lastrando la eficacia, calidad y conformidad de las operaciones. Este es otro punto que podemos atacar, repasemos como hacemos nuestro trabajo, cómo intervenimos en cada proceso y cual sería la manera de mejorar todo esto.

Otro punto sobre el que podemos actuar es en la política de aprovisionamientos. La frecuencia con la que nuestros partners nos aprovisionan, probablemente sea la mejor opción para ellos pero no para nosotros. Si estudiamos cuales son nuestras necesidades reales de abastecimiento, es muy posible que podamos trazar un plan de aprovisionamiento con una mayor frecuencia de recepciones, esto nos acercará a aprovisionarnos solo cuando lo necesitemos y en la cantidad adecuada, lo que incidirá en el espacio de almacenamiento, manipulación y ahorro en general. En este caso, tenemos que tener en cuenta que el control sobre este sistema debe ser más estrecho ya que trabajaremos muy ajustados, por eso es bueno conocer perfectamente a nuestro proveedor y contar con su colaboración.

Para seguir hablando de mejoras, tenemos que entrar en la planificación de las operaciones y en la búsqueda de los indicadores que nos confirmen la buena marcha  o las correcciones de la misma. Pero eso lo veremos en la próxima entrega.

No dejes de seguir las publicaciones, suscríbete al blog y recíbelas en tu correo.

Gracias por tu atención.

El almacén, stock e inventario, jose carlos gisbert, formación logística, fpl logístcaJose Carlos Gisbert

Director FPL Logística

linkedin, jose carlos gisbert, fpl logística

 

www.fpl-logistica.com

Formación in company, Lean logistic, ecommerce

 


 

SERVICIO AL CLIENTE EN LOGÍSTICA. GUÍA DE LOGÍSTICA BÁSICA

SERVICIO AL CLIENTE,guía básica de logística 4

“Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos”  Walt Disney.

Servicio al cliente y cadena de suministro

Jaime, tiene un restaurante en una zona industrial, cerca de Murcia. Lo primero que ves cuando entras a su negocio es un cuadro con una frase que dice: Lo mejor de esta casa, el cliente; junto a otro curioso que dice: hoy no se fía , mañana tampoco.

Si algo tiene claro Jaime, es que el éxito de su negocio pasa por tener clientes contentos. En definitiva ese es el objetivo de cualquier empresa, sus clientes. Independientemente del tipo de sector, siempre hay clientes a los que hay que servir.

Cuando hablamos de logística, tenemos un doble objetivo o mejor dicho, tenemos dos clientes a los que contentar:

  1. El cliente empresa que contrata nuestros servicios.
  2. El cliente final, que aunque sea de la empresa que nos contrata, su percepción del servicio recibido nos afecta a todos.

La empresa que es competitiva, presta una especial atención a observar y medir la satisfacción de su cliente y esto significa que debe haber una doble vía de servicio, por un lado tenemos que analizar el servicio que nuestra empresa da al cliente, y su satisfacción, y por otro lado debemos asegurarnos de que el cliente reciba la información necesaria y el producto deseado en calidad, precio, momento y lugar, con unos plazos fiables, una garantía y servicio postventa adecuados.

Análisis del servicio al cliente

Vamos a analizar el servicio al cliente, desde un punto de vista logístico.

Al realizar un análisis del servicio que nuestra empresa presta al cliente, podemos incluir una gran lista de factores o controles que pueden ser demostrativos de esta calidad, pero no todos son válidos para analizar nuestras relaciones comerciales desde el punto de vista operativo y logístico. Indicadores relacionados con áreas de marketing, comercial, ventas, están relacionados pero no son indicadores logísticos, en un análisis posterior se tendría en cuenta para complementar y llegar a conclusiones que adoptan decisiones.

Vamos a centrarnos en cuatro indicadores que son los más significativos:

  1. Grado de disponibilidad de stocks.
  2. Plazos de entrega.
  3. fiabilidad en plazos de entrega.
  4. Calidad de suministro.

¡ Manos a la obra !

Grado de servicio: disponibilidad de stock.

Estamos hablando de la posibilidad de que un producto pedido, pueda ser servido al cliente con el stock disponible, es importante, recuerda que estamos hablando de stock disponible, no de stock existente. Puede darse la circunstancia en la que tengamos existéncias en almacén, pero estén comprometidas en otros pedidos, así que realmente no tenemos el stock que podríamos pensar en un principio. Después está la circunstancia de que el pedido pueda ser aprobado o no, en su totalidad o solo parte del mismo, por el tipo de cliente o sus necesidades.

Plazos de entrega o ciclo de suministro.

Es el plazo de tiempo que transcurre desde que el cliente hace el pedido, hasta que llega a sus manos. Este ciclo está formado por una serie de pasos que completan todo el ciclo: Tramitación administrativa del pedido, tramitación en almacén, manipulación y preparación para expedición, recogida y transporte, y finalmente entrega al cliente.

Te acuerdas del Lead-Time, pues uno por cada tramo del ciclo y a mejorar !

Fiabilidad de la entrega.

¿Vamos a entregar el pedido en la fecha prometida? El grado de fiabilidad de la entrega representa la posibilidad de entregar un producto de manera garantizada , dentro de un plazo de entrega. Podemos decirle al cliente que el plazo de entrega del pedido es de 10 días, sabiendo que la fiabilidad de la entrega será de 4 días. Por un lado el cliente recibirá el pedido antes de los 10 días, pero por otro , si hay mucha diferencia entre el plazo de entrega y la fiabilidad (como en este caso), el cliente puede tomar el plazo de entrega como muy alto y perjudicar la venta.

Calidad del suministro.

Esto tiene que ver directamente con el producto. Si tenemos unas cifras de entrega y fiabilidad en el servicio correctas, pero nos devuelven muchos productos, entonces tenemos un problema.

Tendríamos que entrar a valorar con el cliente el producto adquirido, para averiguar a qué se debe ese alto índice de devoluciones y si podemos estar sacrificando calidad en producto por entrega rápida, es decir, si estamos sirviendo rápido pero sin controlar el producto, lo que llevaría a cometer fallos de control de calidad en expedición.


Es realmente importante conocer lo que necesita el cliente y lo que piensa de nuestro servicio.

En próximas entregas abordaremos el apasionante mundo de la optimización, o mejor dicho, abordaremos el cómo mejorar los procesos logísticos en los que participamos.

Jose Carlos Gisbert

Director y Consultor en FPL Logística

 

 

Guía de Logística básica, para aprender o recordar (I).

guía de logística básica, jose carlos gisbert, formación, esi almacenalia

Guía de logística básica para aprender o recordar.

La logística es la última oportunidad que tienen las organizaciones de hoy para competir, ya que los ingenieros de producción han optimizado los procesos de transformación en la planta y los profesionales del mercadeo han maximizado el ingreso neto para el negocio a través de las ventas.”

Peter Drucker

El sábado por la mañana, estábamos discutiendo en casa, a cerca de la compra semanal. Decidíamos sobre el menú diario y los complementos como: detergentes, jabón para la ropa, pañales del peque, un juego de sartenes antiadherentes y unas cuantas cosas más. Este episodio cotidiano me vino a la cabeza cuando empecé a redactar este post y tal y como lo recordé lo he escrito.

La logística está en todas partes.

Cuando redactaba con mi familia la lista de la compra, estábamos llevando a cabo una planificación y toma de decisiones que bien podría compararse con una reunión estratégica de cualquier empresa, que está planificando su actividad logística y si no, reflexiona:

  • Repasar lo que queda en la despensa o nevera, y hacer lista de la compra: Control y gestión de stocks, aprovisionamiento, pedidos, manutención.
  • Planificar menú semanal: Previsión de la demanda, compras, gestión de stocks, planificación de la producción, servicio al cliente, marketing.
  • Cómo vamos al Súper, en coche, con el carro…: Transporte y distribución, gestión de cargas, proveedores, planificación de rutas, costes de transporte.
  • Cuanto nos vamos a gastar: Compras, gestión financiera, costes, negociación.

Así es, todos hacemos logística. Aunque no seamos conscientes de ello, muchas de nuestras actividades cotidianas, que tienen que ver con las compras, aprovisionamientos, transporte, etc. Son de alguna manera operaciones de logística, esto debe llevar a que pensemos sobre lo importante que es la logística para sostener el nivel de vida y la estructura de la sociedad en la que vivimos.

Tanto si eres un operario o un directivo; si estás empezando o llevas toda la vida en esto; si eres un autónomo o el líder de una multinacional estratosférica, tienes que ser consciente de la responsabilidad social que conlleva formar parte de la cadena que lo mueve todo.

Pero ¿Qué es la logística?

Vamos a ponernos académicos. La palabra logística en de origen griego “logistikos” y significa: razonamiento y cálculo. El uso de esta palabra viene de del ámbito militar y está relacionado con el abastecimiento a las tropas y ejércitos en tiempos de guerra o maniobras.

En la empresa actual, la logística reúne una serie de actividades y procesos que tienen que ver con el flujo de materiales, de información y de control. Si retomamos el caso de la lista de la compra y nos vamos al momento en el que hemos vaciado las bolsas en la nevera y despensa, este es el punto final del proceso, en el ámbito empresarial bien podría ser la entrega de un paquete al cliente final; pues bien, todo lo que ha pasado para que finalmente el cliente tenga su paquete o tu hayas llenado la nevera, todos los pasos que se han seguido, eso es la logística.

Estos pasos o procesos se llevan a cabo mediante una serie de actividades, la mayoría las hemos visto cuando hablábamos de la lista de la compra:

  • Almacenaje: Con todo lo relacionado con la intralogística.
  • Transporte: Planificación de cargas, rutas, contratación, etc.
  • Gestión de stocks, demanda, previsiones.
  • Manutención: Relacionada con la manipulación de las mercancías y los procesos de trabajo.
  • Calidad y cliente: Con todo lo relacionado con lograr la excelencia y el servicio al cliente.

Por lo tanto, la logística, es la planificación, organización y control de estas actividades con el fin de optimizar el flujo de mercancías, información y servicio, de la demanda propia de las actividades empresariales y particulares.

Ahora vamos a introducirnos en el escenario empresarial. Ya has visto que la logística está en todas partes, hasta en la lista de la compra; ya sabes que es la logística y quiero que recuerdes lo importante que es para la sociedad en general. Si la logística falla, la cadena que permite el abastecimiento de empresas y particulares se pone en peligro, trabajar en este sector estratégico es formar parte del corazón que mueve un país, su economía, empresas, comercios y personas, ahí es nada; siéntete orgulloso de formar parte de esto.

El objetivo de la logística, y también el de las empresas, es generar la máxima satisfacción al cliente por medio de la flexibilidad de respuesta. Para ello la empresa tiene que conocer exactamente cuál es su capacidad de generar esa flexibilidad, por medio de sus recursos y su capacidad para controlarlos. Tu empresa tiene que ser capaz de generar la satisfacción del cliente y para ello debe saber, si puede asumir el reto y poner a punto la cadena logística.

La cadena logística

Si te paras a pensar en todos los procesos que requiere la entrega final de un producto. Cualquier cosa que se fabrica tiene por detrás y por delante un proceso logístico. Jaime es fabricante de palas para jardín, su producto terminado consiste en una bonita pala con mango de madera de roble y pala de acero; antes de fabricar la pala, Jaime, necesita comprar y recibir en su fábrica la madera y el metal en bruto, esto requiere de una planificación logística del lado de las empresas proveedoras de madera y metal, para servir a Jaime lo que pide y en el plazo acordado. Una vez nuestro fabricante tiene la materia prima se pone a fabricar, esto requiere de: cálculos de previsión de la demanda (recuerdas la lista de la compra) y atender a los pedidos de sus clientes: Logística de producción.

Cuando finalmente, la pala sale de la última máquina pulidora tenemos un producto terminado, que se ha de embalar, almacenar, preparar para expedición, transportar y entregar al cliente sin novedad y a tiempo: Logística de distribución.

guía de logística básica, jose carlos gisbert, formación, esi almacenalia

Como habrás imaginado, la cadena logística engloba, organiza y racionaliza los procesos que hacen posibles los dos tipos de logística. Para que te hagas una idea, la cadena logística se compone de tres partes y que ya hemos visto en la definición de logística, estas incluyen una serie de procesos que se ponen en marcha cada vez Jaime recibe un pedido, estos procesos u operaciones también se activan en las empresas que están alrededor de la fábrica de palas de Jaime y que deben asumir la parte que les corresponde: transporte, almacenaje, distribución, embalaje, etc.

Veámoslas:

1 OPERACIONES DE GESTIÓN

  • Gestión de stocks.
  • Organizar cargas y rutas.
  • Aduanas.
  • Negociación.

2 OPERACIONES FÍSICAS

  • Almacenaje.
  • Manutención y manipulación.
  • Transporte Nac. /internac. Distribución.

3 INFORMACIÓN

  • Documentación y facturación.
  • Tracking de pedidos.
  • CMR.
  • Tratamiento de datos.

Sabes qué nombre recibe el tiempo que tarda en completarse todo este proceso, es decir, desde que se produce la activación hasta que el cliente recibe su pedido:

cadena de logística, guía de logística básica, jose carlos gisbert, formación, esi almacenaliaLead-time

Dependiendo de donde se produzca esta activación estaremos ante: Lead-time aprovisionamiento (Jaime pide materias primas para fabricar palas). Lead-time producción (cuánto tarda Jaime en fabricar las palas). Lead-time almacenamiento (Jaime acumula las palas fabricadas en su almacén). Lead-time distribución (este te lo dejo a ti…).

Bien, esto es todo por ahora, tomate un café y en la próxima entrega veremos eso de la distribución física y la SCM…Continuaremos con esta guía básica de logística.

No te olvides de compartir este post, si te ha resultado interesante.

Jose Carlos Gisbert linkedin

CONSULTOR Y FORMADOR EN FPL LOGÍSTICA

[button font_size=”30″ color=”#00ff40″ text_color=”#000000″ icon=”” url=”http://fpl-logistica.com/” width=”” target=”_self”]DALE UN GIRO A TU EMPRESA[/button]

EMBALAJE INDUSTRIAL Y LOGÍSTICA, PAREJA PERFECTA

Proteger el producto es proteger a nuestro cliente.

EMBALAJE INDUSTRIAL Y LOGÍSTICA.

Cada vez que llega una mercancía dañada a la casa de nuestro cliente, se produce una situación que compromete la relación que tenemos con él o la relación que tenemos con el cliente final destinatario. Esta es una fuente de preocupaciones sobre la que se han escrito centenares de páginas, pero…

Estamos haciendo lo suficiente para que esto no ocurra.

Cuando preparamos un pedido o necesitamos entregar una mercancía de características especiales, debemos calcular las mejores opciones de envío, pero también como va a ser embalada esta mercancía: a circunstancias especiales profesionales especialistas.

Es básico, para lograr la satisfacción de nuestro cliente, conseguir dibujar una sonrisa en su cara al comprobar que la mercancía ha llegado sin novedades al destino. La preocupación por saber la suerte que corren los envíos genera estrés en el cliente, que debemos pensar en cómo reducirlo por medio de nuestras acciones.

Elegir el embalaje adecuado

Vamos a empezar con algo básico, cada cosa con su embalaje:

  • Unidad de Consumo: El tamaño más pequeño para la venta al consumidor.
  • Unidad de distribución: La menor cantidad para el distribuidor.
  • Unidad de servicio: La menor cantidad agrupada para manejo, almacenaje y transporte.
  • Unidad de transporte: Cantidades que justifiquen los gastos del mismo.

Pensando en: a quien y como nos dirigimos, podemos tener una idea clara de cómo debemos embalar y tratar las mercancías, que junto a sus características, tamaño, dificultad de transporte, etc. Nos dará la unidad de carga final, que estará adaptada a las características del Producto y será la aportación a la logística de una parte fundamental y resuelta. La unidad de carga, será el soporte que integre funcionalidad, protección y manipulación que dará como resultado final el éxito en la entrega sin contratiempos.

El reto del embalaje

Siempre tenemos que ser conscientes de nuestras limitaciones y resolver los retos que nos plantean nuestros clientes aportando el valor que da, trabajar en equipo con profesionales que sepan lo que corresponde hacer en cada momento. La logística de mercancías de características especiales merece la reflexión de, si estamos preparados para hacer nosotros el trabajo o valorar si es necesario hablar con profesionales.

Mirando estos ejemplos caben pocas dudas:

 


Imágenes cedidas por TM2 Embalaje industrial.

Siempre hay una solución adecuada para cada problema y es nuestra labor encontrarla. Recordemos que nuestro cliente se merece la tranquilidad que da la confianza del trabajo bien hecho. Tratar cada envío como si de un cliente nuevo se tratara, nos obliga a pensar, planificar y ser exigente con nosotros mismos y con nuestros colaboradores.

Nuestro agradecimiento a los profesionales :

Tm2 EMBALAJE INDUSTRIAL

Por ayudarnos a redactar este post.

Jose Carlos Gisbert

Director de FPL Logística, consultor y formador

MAPA DE PROCESOS, HERRAMIENTA DE MEJORA Y GESTIÓN DE EMPRESAS

MAPA DE PROCESOS, JOSE CARLOS GISBERT, LOGÍSTICA

MAPA DE PROCESOS, UNA HERRAMIENTA PARA TU EMPRESA

Cuando hablamos de ver las cosas de manera eficaz, enseguida llegamos a la conclusión de que una imagen vale más que mil palabras, esto aplicado a la empresa podría traducirse a :

“Ver las cosas de manera gráfica las hace más entendibles.

Y así es , cuando te pones a revisar como se hacen las cosas en tu empresa, tratas de imaginar y calcular todo el proceso, mentalmente o como mucho sobre un papel creas un guión de como están hechas las cosas, que orden siguen y como mucho quien es el responsable, trazas una especie de guión y una lista de cosas a mejorar, comprobar o corregir y con ello te pones manos a la obra. Si eres una persona más calculadora, todo esto lo pondrás por escrito creando una especie de resumen o proyecto que entiendes te puede ayudar a mejorar las cosas. Si has recibido formación en Project Management, seguramente harás algo más y crearás un proyecto con un análisis de la situación actual, los pasos a seguir y el objetivo final, pasando por el estudió de cada proceso, etc.

Hagas como hagas las cosas coincidirás conmigo en que si las puedes estudiar de manera visual y gráfica te será más sencillo encontrar errores y imprimir soluciones y de eso va el :

Mapeo de procesos

Una sencilla aplicación, que realizada de manera correcta, puede ser la diferencia entre perderse en un bosque de datos o tener los datos a un golpe de vista. Si vemos como funciona algo es más fácil comprender como controlarlo.

Un mapa de proceso no es más que un mapa o diagrama de flujos, en el que se puede ver como fluyen las distintas operaciones dentro de un proceso, cuando empiezan, hacia donde van, cuando se detienen o ralentizan, en que parte del mapa lo hacen, etc.

¿ Por qué es importante conocer lo que se puede monitorizar con estos mapas ?

Por que reducen los datos a gráficos y mapas visuales que son más fáciles de comprender y mejoran la toma de decisiones.

Como hacer un mapa de procesos

En primer lugar debemos de conocer que un mapa de procesos debe tener un recorrido determinado, un inicio y un final, el inicio suele ser la demanda de un producto, ya sea por parte del cliente como del almacén, fabrica o diseño; el final sería la entrega de ese producto al cliente. También puede diseñarse un mapa de algún proceso interno determinado o de un departamento , igualmente tendrá  un inicio y final.
MAPA DE PROCESOS, JOSE CARLOS GISBERT, ALMACENALIA, LOGÍSTICA

Como has visto en el anterior mapa, el diseño del mismo tiene que ser visual y tiene que conducirnos mediante indicaciones hacia el recorrido del proceso.

Qué se debe incluir dentro de un mapa de procesos

Dentro de un mapa se deben localizar los diferentes flujos que forman parte del proceso :

  • Flujo de Materiales : desde la recepción de las materias primas, hasta la entrega final del producto al cliente.
  • Flujo de información : son los que dirigen el flujo de materiales en función de la información que llega desde diferentes sectores : cliente, stocks, plazos, etc.
  • Flujo de personas y procesos : son los catalizadores de los dos anteriores, los que realizan y finalizan la producción.

Cuál es el objetivo del mapa  y que se debe identificar en el :

  • Se deben identificar todos los pasos del proceso, desde el inicio hasta el final.
  • Hay que identificar el flujo de materiales e información y su coordinación.

Veamos algunos ejemplos gráficos :
MAPAS DE PROCESOS, JOSE CARLOS GISBERT, LOGÍSTICA, GESTIÓN DE EMPRESAS

El mapa puede hacerse tan sencillo o complejo como seas capaz de controlar, sin hacerte un lio de datos y flujos, ten en cuenta que debe ser entendible para todo el mundo, incluidos los operarios, ya que este mapa puede y debe servir de guía gráfica para que ellos sepan los pasos a seguir . Puedes trazar el mapa sirviéndote de su ayuda .

Cómo mejorar con un mapa de procesos

Es una pregunta sencilla de responder, pero complicada de aplicar, con esto quiero decir que si realizas un mapa de procesos y lo utilizas para visualizar como funciona el sistema seguro que encontrarás muchas cosa que retocar , mejorar o cambiar, pero como sabes si lo que estás cambiando te va a llevar a alguna parte :

Mapa de procesos futuros

Reflexiona sobre cuál es tu objetivo y lo que pretendes conseguir y basándote en el mapa que tienes delante, diseña uno nuevo pero esta vez hazlo como crees que debería ser finalmente el proceso que sería correcto. De esta manera tendrás el mapa del ” ahora” y el mapa del “futuro” y a trabajar, sabiendo dónde estás y a donde quieres llegar, estudia y aplica los cambios que creas que son necesarios para lograr tu objetivo.

Los mapas tienen que ser flexibles y muy gráficos, puedes utilizar iconos, ilustraciones, tablas. Puedes dibujarlos sobre el plano de tu almacén para ver el movimiento de mercancías y los tiempos y recorridos, puedes cronometrar procesos e incorporarlos, puedes usar un pizarra y dibujar los con la ayuda de tu equipo, compartirlos por intranet para que todos añadan contenido, etc.

La práctica hace maestros y el diseño y uso de estos mapas, optimiza de manera muy eficaz la gestión de una empresa. Sencillos mejor que complicados, es una escusa perfecta para implicar a toda la plantilla y crear grupo, una opción muy aconsejable y que espero te haya sido de ayuda.

Jose Carlos Gisbert

Consultor y formador en FPL Logística

[button font_size=”25″ color=”#80ff00″ text_color=”#ffffff” url=”http://fpl-logistica.com/” target=”_self”]APRENDE MÁS SOBRE GESTIÓN Y EMPRESA[/button]

CALIDAD Y MEJORA CONTINUA. El salvavidas de la crisis.

Calidad y mejora, tendría que estar en la base de toda empresa.

CALIDAD, Jose Carlos Gisbert, logística,club almacenalia

Cuando hablamos de gestión de la calidad y de normas ISO 9001, se nos van los pensamientos hacia las grandes empresas que implantan planes de calidad y luchan por obtener los certificados ISO.

Si lo miramos desde la óptica de la pyme, quizás esto quede un poco lejos y todos estos sistemas y protocolos de control de calidad no terminen de encajar en el planteamiento de negocio de estas empresas.

Pero realmente nos hemos preguntado alguna vez, lo que pasaría si tratásemos de implantar un sistema de calidad en nuestra empresa, como podrían cambiar las cosas y hacer crecer el negocio.

Bienvenidos a la calidad tamaño “mini”

Si nos paramos a pensar un momento en el quehacer diario de nuestra empresa, podemos encontrar multitud de acciones y decisiones que aplicamos y que giran en torno a mejorar nuestro producto y el servicio a nuestro cliente. Pues bien ! sin ser conscientes de ello estamos aplicando normas de calidad en nuestra faena, cada vez que llevamos a cabo una acción en este sentido estamos creando reglas y normas de procedimiento, no escritas, que le dan personalidad y sello a nuestro trabajo.

Imaginemos por un momento que fuéramos escribiendo en una libreta cada una de esas ordenes, normas, usos, procedimientos, ideas, fallos, correcciones, incidencias, etc. Automáticamente estaríamos trazando un guión de control de calidad, parece que ya no estamos tan lejos de esos sistemas ISO !

Definitivamente las cosas no son tan sencillas, pero todo muro se construye poniendo primero un simple ladrillo. Pensar que una pyme pueda implantar un sistema de calidad en toda regla parece un poco arriesgado, pero existen multitud de ejemplos y no les va del todo mal. No se trata de la cantidad de normas y protocolos, se trata de diseñar un plan de calidad a medida de nuestra empresa, teniendo en cuenta todos los factores propios y ajenos, el volumen de negocio y las personas implicadas, los diferentes departamentos y muchos más factores. Y todo ello enfocado a crear una serie de modelos y normas que sepan todos y cada uno de los integrantes de la plantilla, que ellos sean los primeros vigilantes de su cumplimiento y que la empresa este abierta al cambio y enfocada al cliente interno ( su empresa y capital humano) y al cliente externo.

Los planes de calidad no tiene que ser gigantescos y pesados monstruos, tienen cabida en cualquier empresa por pequeña que sea y es uno de los mejores sistemas para garantizar la satisfacción del cliente.

¿Estas preparado para marcar la diferencia?

 Jose carlos gisbert

clubalmacenalia.com

Contenidos exclusivos, Siguenos!

close-link
DON’T MISS OUT!
Subscribe To Newsletter
Be the first to get latest updates and exclusive content straight to your email inbox.
Stay Updated
Give it a try, you can unsubscribe anytime.
close-link
A %d blogueros les gusta esto: