PESO BRUTO VERIFICADO, VGM, SOLAS, LAS CLAVES

peso bruto verificado, vgm, jose carlos gisbert, fpl logística

Tras dos meses de aplicación, cuales son las claves y como afectan al sector, el Peso Bruto Verificado, VGM.

El pasado 16 de julio de 2016, entro en vigor la medida de control de peso bruto verificado, VGM.

Dentro del convenio de seguridad marítima SOLAS, se requiere como condición para cargar un contenedor lleno, de exportación, en un buque, que se verifique el peso bruto del mismo; en este caso, el embarcador es el responsable de obtener y después manifestar este peso a la naviera.

El objetivo de esta medida, es controlar los pesos de estos contenedores con el fin de conocer las condiciones de carga de los mismos en relación a su peso y por ende, controlar su repercusión en la carga y distribución en el buque. Con ello se facilita la localización de contenedores con exceso de peso o bajo peso y las posibles irregularidades en cuanto a las mercancías declaradas. Con esta medida, se pretende planificar una estiba correctamente distribuida y estable, que evita accidentes y daños frecuentes en buques y mercancías.

En nuestro país no hay una regulación que aborde este área del transporte marítimo, salvo las restricciones en pesos y medidas relacionadas con el transporte de mercancías por carretera. En este sentido, esta medida, ayudará a mantener un control sobre el peso de los contenedores que antes, se dejaba en manos de la buena voluntad del cargador. Es un elemento más de seguridad, el transportista conocerá de manera exacta el peso que transporta y las precauciones que debe tomar.

A qué se aplica y cuales son las exclusiones

Esta medida se aplica a todos los contenedores llenos, que estén bajo el paraguas del CSC (International Convention for Safe Containers), que son casi todos y que estén estibados dentro de un buque sujeto al convenio SOLAS.

Tipos de contenedores incluidos:

  • Contenedores de carga marítima estándar.
  • Contenedores cisterna.
  • Contenedores tipo Flat Rack.
  • Contenedores para graneles.

Tipos de contenedores excluidos:

  • Contenedores sobre plataformas de enganche, que se gestionan en buques RO-RO para viajes internacionales de corta distancia.
  • Contenedores a los que no es aplicable el CSC.
  • Contenedores con características especiales que no entran dentro de la definición de contenedor dada por CSC.

Aplicación práctica

¿Cómo obtener el peso bruto verificado,VGM?

La norma describe dos alternativas para obtener el peso de un contenedor, vamos a verlas con detalle:

1️⃣ Primera opción: Una vez cargado y precintado el contenedor, el cargador procederá a pesar la unidad mediante :

  1. Pesar solo el contenedor.
  2. Pesar el contenedor y el camión que lo transporta, restando del peso la tara del conjunto cabeza-plataforma y los litros de combustible.

2️⃣ Segunda opción: El cargador o un tercero autorizado, proceden a pesar todos los bultos, embalajes, palets, etc. que formen la orden de carga, prevista para ser cargada en el contenedor. Al peso derivado del total de la mercancía y demás complementos, se le suma la tara del contenedor.

Como es obvio, la opción más requerida y aplicada es la primera, en su variante de pesada con camión incluido, esto lo veremos más adelante.

También quiero puntualizar, que las pesadas en todas las opciones para obtener el peso bruto verificado, VGM, tienen que ser realizadas en básculas debidamente homologadas e inspeccionadas por el organismo competente, no es admisible en ningún caso la estimación del peso, es decir, que no lo podemos calcular a ojo.

DESCARGATE LA NORMA EN PDF AQUÍ: vgm_resolution_spanish_gdmn

Sobre las obligaciones dadas

¿Quién debe pesar y comunicar el peso bruto verificado, VGM?

El Shipper o embarcador-cargador, identificado así en el conocimiento de embarque MBL, es quien tiene la obligación de comunicar el VGM pudiendo ser  el comprador de la carga, vendedor, transitario, etc. El transportista, en este caso, es quien realiza la operación de pesaje en báscula, por cuenta de cargador.

¿Quién tiene la última palabra?

Si un contenedor no dispone del VGM al embarque, se puede efectuar la pesada  en las propias instalaciones del puerto e incluso dentro de la propia terminal de carga. En última instancia es el capitán del barco quien decide si carga el contenedor o lo deja en tierra.

peso bruto verificado,vgm, jose carlos gisbert,transporte, fpl logística

FPL Logística recomienda

Para las empresas de transportistas ligadas al sector del transporte portuario.

Si nos paramos a pensar en todas las operaciones ligadas al transporte de contenedores que no aportan valor a la operación en sí, podemos destacar que las perdidas de tiempo son una de las principales causas de desequilibrio productivo.

Operaciones como la que acabamos de ver, peso bruto verificado, VGM, y la necesidad de desplazar el vehículo a una báscula cada vez o desplazamientos a las bases de contenedores externas, procedimientos de aduanas (Levantes, cambios de ubicación, DUA, DAE, etc.), revisiones, errores, etc. son auténticos agujeros negros por donde se escapa el tiempo y todos sabemos que el tiempo en el transporte es la vida del mismo.

En principio esta circunstancia puede pasar desapercibida, ya que las horas perdidas se reparten entre los camiones y a lo largo de toda la semana, lo que da la impresión de que no existe o de que no afecta a la productividad, pero todos sabemos que sí. Media hora puede suponer el hecho de tener que vender un viaje, rechazarlo o modificar las condiciones de transporte, debido a las restricciones en los tiempos de conducción y descanso de los choferes, esperas en terminales, etc.

Desde FPL Logística, recomendamos a los transportistas que realicen un estudio pormenorizado de estos costes de tiempo y apliquen las medidas correctoras si así lo consideran oportuno o viable:

  1. Hacer un estudio en tiempo real, mediante recopilación de datos por encuesta, de los tiempos consumidos en cada operación y monitorizar la situación actual.
  2. Recopilar los datos y obtener los resultados reales.
  3. Medir el impacto de este coste en la productividad.
  4. Realizar un estudio con la participación de las diferentes áreas implicadas: choferes, tráfico, administración, para recopilar soluciones e iniciativas.
  5. Planificar medidas correctoras o ajustes en las áreas de gestión del tráfico, administración y manuales de trabajo para el personal.
  6. Aplicar las medidas correctoras, previa información a los diferentes grupos
  7. En un plazo de tiempo determinado, revisar los resultados y comprobar el alcance de los cambios.
  8. Hacer correcciones y ajustes, si son precisos y estandarizar las soluciones para su uso habitual.

Con esto se persigue conocer con detalle un determinado coste, en este caso de tiempo, y su impacto real sobre el trabajo diario, para después aplicar las medidas correctoras o las medidas que equilibren la balanza productiva. Siempre es una buena opción preguntar a los que están todo el día viviendo estas circunstancias; sabemos perfectamente lo complicado que es el transporte y conocemos la cantidad de situaciones que escapan al control del transportista y que tiene que capear de la mejor manera posible, toda ayuda o mejora contribuye a desarrollar un trabajo en las mejores condiciones posibles.

Desde FPL Logística, podemos colaborar a buscar y diseñar mejoras en este sentido, no duden en preguntarnos.

Jose Carlos Gisbert

Director de FPL Logística, consultores y formadores.

WWW.fpl-logistica.com


 

Contenidos exclusivos, Siguenos!

Deja un comentario, nos gusta saber tu opinión.

Contenidos exclusivos, Siguenos!

close-link
DON’T MISS OUT!
Subscribe To Newsletter
Be the first to get latest updates and exclusive content straight to your email inbox.
Stay Updated
Give it a try, you can unsubscribe anytime.
close-link
A %d blogueros les gusta esto: